Si alguna vez te has buscado en Google, puedes entender a lo que nos referimos cuándo hablamos de presencia en línea o huella digital.  Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn, son solo algunas redes sociales que pueden dar una idea inmediata de quién eres.

¿Cómo manejar tu reputación online? ¿Se puede controlar la cantidad de información que se pública por ahí?

Como colaborador o candidato potencial, vale la pena pensar en las implicaciones de la configuración de tu perfil en las redes sociales. Sigue estos consejos y prepárate para tu siguiente paso laboral:

1. Comprueba la configuración de privacidad

La lógica de las redes sociales es conectar a las personas. Día a día las actualizaciones generan nuevas conexiones y muchas veces nuestra privacidad puede quedar expuesta.  Revisa constantemente tus cuentas, ajusta la configuración de seguridad que más te guste y cambia constantemente tus contraseñas.

2. Piensa antes de publicar

Cada vez más empleadores están buscando en la web posibles candidatos. Si te encuentras activamente en búsqueda de trabajo, ten en cuenta la posibilidad de que alguien este revisando tus redes sociales. Si eres una persona activa en este tipo de aplicaciones, piensa antes de publicar, esto te ayudara a construir un perfil profesional en línea atractivo para el mercado.

3. Agregar a colegas y jefes a mis redes sociales

Parece evitable, pero si cambias de trabajo con frecuencia o permaneces en una empresa durante varios años, es posible que te enfrentes a este tema. Sin ser algo bueno o a malo, vale considerar algunas cosas.

Seguramente has escuchado a lo largo de tu vida laboral, el termino “Cultura Organizacional”, este se refiere no solo a los lineamientos organizativos de una compañía, si no también a los rasgos éticos y morales de cada una de ellas. Así pues, podemos encontrar empresas mas liberales o conservadoras y esto trae consigo prácticas que quizás no encajen con algunos candidatos. Es por esto, que debes ser estratégico y entender los límites de tus conexiones digitales. Pregúntate y analiza si en tu compañía son importante este tipo de redes entre colegas y jefes o si es mejor separar tu entorno social digital de tu trabajo.

No olvides que existen muchas redes sociales como LinkedIn creadas exclusivamente para ampliar tu presencia en línea con jefes, colegas y otras personas de la industria.